26 de octubre de 2018

Prepara tu cubierta inclinada para las lluvias.

Imagen: lainformacion.com

Estamos en épocas de lluvias y hay que prepararse para prevenir las humedades por filtraciones de agua en las cubiertas.

La cubierta es la parte del cerramiento que está más expuesta a las inclemencias. Tienen que soportar variaciones de temperatura extremas (mucho frío en invierno y mucho calor en verano), soportan los empujes del viento,  las fuertes lluvias, o los dos últimos a la vez.

Además, las cubiertas inclinadas suelen tener un difícil acceso lo que complica su mantenimiento.

La falta de mantenimiento hace que no seamos conscientes de los deterioros más comunes que se producen en la cubierta con el paso del tiempo como puede ser la rotura y desprendimientos de tejas, problemas o fallos en los sistemas de recogida y evacuación del agua como los embozos de los canalones, o crecimientos de plantas entre la cobertura de la cubierta.

Imagen: Construmática

Hoy Planos Low Cost os da unas recomendaciones mínimas para el buen mantenimiento de una cubierta inclinada.

  • Cada 6 meses: Realiza una limpieza y comprobación de los canalones y bajantes.
  • Cada 2 años: Revisa la cobertura, reponiendo las tejas rotas y eliminando los organismos como hojas o plantas que hayan podido crecer. Si tienes algún árbol próximo y sus ramas están encima de la cubierta esta limpieza deberás realizarla más amenudo, por lo menos una vez al año, y si es posible corta dichas ramas, te evitarás muchos problemas.
  • Cada 5 años: Comprueba las cumbreras, limatesas y limahoyas por si fuera necesario realizar un refuerzo.

Imagen: Planos Low Cost

También puede haber otros motivos de filtraciones del agua en el interior de tu vivienda más importantes y preocupantes como pueden ser los defectos constructivos:

  • faldones con pendiente inferior a la mínima recomendada, lo cual hará que el agua no circule con rapidez y se remanse en exceso en los canales que, junto al empuje del viento, puede introducirla por las juntas del aislamiento llegando primero al forjado y posteriormente al edificio.
  • faldones con mayor pendiente a las recomendadas, en este caso el agua circulará con rapidez y no tendremos el problema del estancamiento del agua pero si podemos tener el problema de la mala sujeción de las tejas, que por su propio peso, pueden desprenderse fácilmente dejando entonces un hueco de fácil acceso para el agua, y el riesgo de caída de dichas tejas encima de las personas que circulen en ese momento por bajo.
  • que no exista ninguna junta estructural en el tejado lo cual provocará unas dilataciones incontroladas.
  • una mala ejecución de las limatesas y las limahoyas por la falta de sujeción.
  • condensaciones por la falta de aislamiento o ventilación.
  • una mala impermeabilización de los elementos que atraviesan el faldón de la cubierta como pueden ser las chimeneas, las ventanas inclinadas de techo, casetones de ascensor,...
En estos casos deberás consultar con un técnico para saber cuál es el problema, su origen, y cuál es la solución correcta. Planos LowCost está a tu disposición para ayudarte con tu problema. Ponte en contacto con nosotras, también te podemos redactar un plan de mantenimiento de tu vivienda o de tu edificio para que no te vuelva a pasar.

---oOo---
Follow me in bloglovin' + twitter + facebook
Si has disfrutado con este contenido, dale difusión compartiéndolo.
If you have enjoyed this content, share it.










escribir aquí
----------------------------------------
Follow us in
bloglovin' + facebook + mail
Si has disfrutado con este contenido, dale difusión compartiéndolo con la etiqueta #PlanosLowCost.
If you have enjoyed this content, share it with the hashtag #PlanosLowCost.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesa tu opinión, cuéntanos...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...