21 de febrero de 2017

Césped artificial para un patio interior


Durante estas semanas estamos llevando a cabo el proyecto de una vivienda unifamiliar que tendrá un gran patio trasero y nos surge la oportunidad de utilizar césped artificial en alguna de sus zonas, así que nos hemos dedicado a buscar imágenes inspiradoras e información.


El falso césped es un recurso muy oportuno cuando se busca un fácil y económico mantenimiento. Es una especie de moqueta que se puede colocar sobre tierra, sobre baldosas o sobre solera de cemento; éste último será nuestro caso porque no partimos de cero, queremos rehabilitar un edificio y la solera ya nos viene dada.



La versatilidad de este material permite que:
  • se pueda alternar con otros,
  • se pueda recortar para sortear árboles, setos, aspersores, alumbrado, desagües...
  • se pueda unir entre sí, se sirve en rollos de ancho fijo cuyos paneles se van uniendo por bandas sin que se perciba la unión, por lo que es necesario contar con mano de obra bien cualificada,
  • se acople muy bien a superficies que no son planas.




La colocación requiere un limpieza de la superficie a revestir, un replanteo de los distintos lienzos con todos los recortes, ejecución cuidada de las juntas para que sólo se perciba una única alfombra, un cepillado final y un relleno mediante espolvoreo de arena de sílice.
Este último paso es prescindible pero muy recomendable porque favorece la posición erguida de los pelos al pisarlos, la moqueta se asienta mejor sobre el suelo, protege las fibras de la moqueta y, sobre todo, permite soportar mejor la humedad cuando se riega para su limpieza o para refrescar el ambiente.





A grandes rasgos, para un buen mantenimiento del césped artificial se ha de seguir el siguiente proceso:
  • Cepillado en el sentido contrario al de las fibras. Se yerguen un poco, se limpia la materia orgánica depositada y se recoloca la arena de sílice.
  • Riego, una o dos veces cada dos meses es suficiente y más frecuentemente en verano, para refrescar la atmósfera a través de la humedad que se deposita y mantiene en la arena de base.
  • Aplicación de un un higienizador con perfume de césped natural recién cortado. Con ello se evita que se asienten bichitos en el césped y se incrementa la sensación de frescor.
  • Reposición de la arena de sílice. Las pisadas, el viento y el desgaste en general, mueven la arena y hay que reponerla y reposicionarla de vez en cuando.
No es una tarea que exceda mucho de lo cotidiano para una conservación normal de una terraza ¿verdad?





En pequeñas terrazas y balcones es una solución muy utilizada, incluso en espacios interiores en los que se quiere simular un agradable rincón ajardinado.



Y últimamente lo vemos decorando paredes, su fijación adhesiva lo hace ideal para revestir paramentos y crear la sensación de un jardín vertical. Y como se puede recortar fácilmente, podemos improvisar divertidas composiciones tanto en el suelo como en un muro.




Va a quedar un espacio de cine. Nosotras, mientras tanto, seguimos con la imaginación en modo creativo total.

----------------------------------------
Follow us in
bloglovin' + facebook + mail
Si has disfrutado con este contenido, dale difusión compartiéndolo con la etiqueta #PlanosLowCost.
If you have enjoyed this content, share it with the hashtag #PlanosLowCost.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos interesa tu opinión, cuéntanos...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...